A la hora de construir una comunidad en redes sociales, si tenemos que elegir entre cantidad o calidad, nosotros lo tenemos claro: más vale tener una comunidad de tamaño medio compuesta enteramente por nuestro público objetivo, que cientos o miles de seguidores no activos.

Pero, ¿Cómo construimos esta comunidad?

1º CAPTACIÓN

Para poder captar debemos tener muy claro cual es nuestra campaña y cual es el público objetivo de esta, es decir, a quien va dirigida la campaña que hemos creado.
Procura no segmentar por defecto a todo el público. Si impactas a todos los hombres y mujeres de 18 a 65 años de España, tu alcance se verá enormemente multiplicado, pero las posibilidades de que llegues a tu público objetivo y de que éste se una a tu red social, serán inferiores.

2º SELECCIÓN

Detecta y elimina los usuarios falsos e inactivos que te sigan. Reducen tu engagement y facilitan que tu cuenta pueda ser bloqueada.

3º RETENCIÓN

Crea contenido personalizado para tu público, que los enganche, que les aporte algo diferente, algo que no sabían.  Esto mantendrá su interés en tu red y evitará que se desuscriban.

Fuente: 40 de fiebre