“El hombre razonable se adapta al mundo en que vive; el hombre no razonable insiste en adaptar el mundo a su propia forma de ser.

Por consiguiente, todo progreso en este mundo depende de los hombres no razonables”.

George Barnard Show