Los influencers se han convertido en una de las herramientas más demandadas en las estrategias de marketing de las empresas.

Actualmente más de 20 millones de personas en el mundo trabajan como influencers, donde el 70% reciben retribución económica, pudiendo ser considerada como profesión. Las empresas entienden que la comunicación a través del mundo digital es la única forma de seducir al público millennial y generaciones posteriores.

CLAVES PARA UNA ESTRATEGIA DE ÉXITO

INFLUENCIA:

La verdadera clave del éxito no es fijarse en el número de seguidores de un perfil/influencer, sino en el engagement que genera con ellos.

CONVERSACIÓN:

El hilo conductor de toda estrategia ha de ser contar una historia, cuyo objetivo será generar conversación entre marca-influencer-seguidores. Es importante, para ello, escoger un perfil que se sienta identificado con los valores de la marca.

COMPONENTE VISUAL:

Teniendo en cuenta la familiaridad de los millennials con la red, la apuesta estratégica se ha de basar en mensajes visuales, más allá del contenido tradicional (textos, emails…)

Fuente: PrNoticias