En España el uso de las redes sociales se mantiene, a pesar de que los datos de penetración se mantienen estables.

 

Fuente: iab