La frecuencia representa la distancia temporal entre las acciones que realiza un cliente o las acciones que realiza un usuario en una red social. Un ejemplo de frecuencia desde el punto de vista del cliente sería el periodo de tiempo con el que compra un producto y desde el punto de vista del usuario de una red social, el periodo de tiempo que publica o que comenta otras cuentas.

Según Brainsins existen diferentes valores para medir la frecuencia:

  • La recencia: Es el tiempo que ha pasado desde la última acción, es decir el ultimo valor registrado de frecuencia.
  • Frecuencia máxima: El periodo máximo registrado entre acciones. Por ejemplo: 3 meses.
  • Frecuencia mínima: EL periodo mínimo registrado entre acciones. Por ejemplo 1 día.
  • Frecuencia media: La media aritmética de todos los periodos.

Frecuencia y engagement

Depende de nuestra frecuencia se pueden establecer mejorar que incrementen nuestro engagement de cada usuario. Evidentemente es un proceso que debería ser automático.

Si publicamos mucho, podemos llegar a ser pesados y perder engagement. Si publicamos poco, podemos no llegar a conseguir la suficiente credibilidad como para crear una buena comunidad.

De este modo podemos encontrar diferentes situaciones, depende de cada usuario, podemos encontrarnos clientes que quieran mucha frecuencia y otros que quieran poca. Debemos probar e investigar que es mejor para nuestro perfil. Un consejo muy recomendable, es utilizar la frecuencia continua donde se publica siempre los mismos días y la audiencia sabe cuando vas a publicar. Las personas que utilizan esta frecuencia suelen mejorar poco a poco su engagement. Pero requiere mucho esfuerzo y no se puede fallar.