Desde Alternativa, somos expertos en product placement o integración de marcas en contenidos audiovisuales. Una práctica que, bien entendida, puede dar grandes alegrías a una marca. Son muchas las series y películas en las que colaboramos, lo cual nos permite observar ciertas tendencias dentro de esta práctica, métodos utilizados, tendencias…

A partir de analizar nuestras propias integraciones realizadas a lo largo de 2017, hemos obtenido ciertas claves que creemos definen el rumbo que está tomando el emplazamiento de producto en los últimos tiempos, obteniendo las siguientes conclusiones:

 – Las integraciones activas adquieren un claro predominio en el emplazamiento de producto en series españolas.

 Sobre un total de 84 integraciones analizadas, de 4 series diferentes, vemos como más de un 64% de ellas son activas, casi 2 de cada 3 realizadas.

Resulta algo lógico, dado que la gran mayoría de las marcas y productos integrados pueden ser consumidos o manipulados de manera natural por guion, llevando a los protagonistas a una interacción con la marca que pueda aportar mayor repercusión.

 – Existe un uso muy discriminado de integraciones que vayan más allá de la presencia o la manipulación.

 Apenas el 11,90% de las acciones tienen algún tipo de cabida en el guion y en el devenir de la serie, siendo esta la manera de ser realmente partícipe del contenido y de crear un vínculo especial entre marca y serie.

Si bien es cierto que requiere un mayor presupuesto y una mayor creatividad, el resultado final bien puede merecerlo, a cambio de una notoriedad y unos resultados superiores.

 – El tiempo de exposición de la marca suele ser bastante superior a los 6 segundos mínimos contratados.

 Aunque esta es la duración de la integración que se recoge por contrato, y la estimación por la que muchas veces se guía la marca, la realidad es que las integraciones analizadas permiten, de media, una clara lectura de marca durante casi 14 segundos.

Aunque esos segundos extra son habituales, (viendo los resultados de los análisis realizados) no es algo que pueda asegurarse, haciendo que las marcas deban ser precavidas en este aspecto, pero sí quizás tenerlo en cuenta.

– Las marcas que utilizan el product placement dentro de su plan de comunicación, se animan a continuar.

 Dentro de las integraciones analizadas y realizadas durante el año 2017, encontramos que el 71% de las marcas que han hecho product placement con nosotros, repiten nuevamente esta estrategia en proyectos de ese mismo año o de este 2018, lo cual muestra un alto grado de satisfacción y una clara tendencia continuista.

Todo esto nos permite concluir el análisis afirmando que el product placement en nuestro país muestra tendencias positivas en cuanto a resultados y satisfacción de las marcas.

Quizás, lo que hace falta es que más marcas se atrevan a probar esta fórmula como una alternativa interesante dentro de su comunicación, a poder ser, dentro de un contenido donde la marca tenga un peso lógico y natural y pueda integrarse de manera creativa, generando un buen recibimiento por parte de la audiencia y un contenido de valor.

 Daniel Jiménez