Desde Alternativa, queremos compartir con vosotros este ejemplo sobre lo que NO se puede pasar por alto en la planificación de product placement en una película. Lo que más nos ha sorprendido es que haya sido error de uno de los países que tenemos como referente en lo que a integración de marcas se refiere.

“No Time To Die” es la última entrega de la saga James Bond. Su estreno se ha visto forzado a posponerse hasta octubre de 2021 debido a la situación actual provocada por el Covid-19. Lo curioso es que han tenido que volver a grabar escenas de la película en las que aparecían acciones de product placement.

 ¿El motivo? Aunque no se ha hecho oficial, nosotros como profesionales del sector creemos saber cuál es: alguno de los productos de las integraciones se ha quedado obsoleto y debe ser reemplazado en su secuencia de la película por su última versión, ya que “No Time To Die” se grabó en 2019.

Teniendo en cuenta que las marcas que se han hecho públicas son Omega, Adidas, Bollinger y Nokia, todo apunta a que sea esta última la que haya solicitado volver a grabas escenas de nuevo. Y es que el sector tecnológico se renueva constantemente, y en menos de un año un producto ya puede ser remplazado por unmodelo superior.

Es más, los anuncios de Nokia vinculados al estreno de James Bond ya variaron en el plazo de seis meses:

Anuncio Nokia marzo 2020:

Anuncio Nokia septiembre 2020:

Ha sido una sorpresa que uno de nuestros referentes no haya tenido en cuenta un factor tan relevante como es la temporalidad en su planificación de product placement de este gran estreno. En Alternativa somos muy conscientes de ello y por eso no realizamos integraciones sujetas a temporalidad para no generar costes extras ni a la productora ni a la marca.

Fuente:  Esquire.